Destacado
Home > Juegos de Tablero > Reseña: King of Tokio

Reseña: King of Tokio

¡Tokio ha sido asediado por monstruos! En este entretenido juego debes utilizar tus dados para derrotar a tus oponentes y ser coronado como el Rey de Tokio.

En King of Tokio debes asumir el papel de uno de los seis monstruos que están empeñados en destruir la ciudad, pero que lo quieren hacer en solitario y no dudarán en eliminar a cualquier otro monstruo que  también quiera hacerlo. Para hacerlo dispones de seis dados que podrás lanzar hasta tres veces cada uno, lo cual te permitirá atacar, recuperar vida, ganar energía o acumular puntos de victoria. Cuando estas fuera de Tokio puedes atacar a los monstruos que se encuentren en su interior para conseguir entrar, si estas dentro puedes atacar a todos los monstruos que se encuentren fuera para evitar que lleguen a Tokio. ¿Pero de qué sirve ser un monstruo si no se tienen superpoderes? A medida que el juego progresa, se puede gastar la energía acumulada para comprar cartas con poderes que te ayudaran a conseguir la victoria.

Jugabilidad:

¿Puedes conquistar el mundo (o al menos una pequeña parte de él) armado con un monstruo y seis dados? No, pero sí podrás ser el monstruo que destruya Tokio, y para hacerlo simplemente deberás lanzar seis dados para obtener los resultados que necesitas, y podrás volver a lanzar 2 veces más en cada turno tantos dados como quieras repetir si los resultados no son los que querías. Los diferentes resultados que puedes obtener del dado son: corazón, rayo, garra, 1, 2 y 3.

Los Corazones te permiten recuperar vida (se empieza con 10 puntos de vida y pierdes si llega a 0). Los rayos dan un cubo de energía que puede ser utilizada para comprar cartas con poderes. Cada garra causará daño a tu/s oponente/s. I finalmente los números son estrellas (puntos de victoria) que se pueden conseguir si se obtienen 3 iguales (3 unos, 3 doses o 3 treses), a la razón de 1, 2 o 3 estrellas. Para ganar se deberá acumular 20 estrellas, o ser el último monstruo en pie.

Gran parte del juego girará en torno a Tokio, Sólo un jugador puede estar en Tokio a la vez (dos si se juega con 5-6 jugadores). Un monstruo en Tokio deñará a TODOS los jugadores fuera de Tokio con cada resultado de garra en los dados., mientras que un monstruo fuera de Tokio usará garras para atacar a los monstruos que se encuentren en Tokio. Además se ganaran estrellas al entrar y al empezar el turno en Tokio, pero no se pueden usar resultados de corazones en los dados para recuperar vida mientras se encuentren en la ciudad. Un monstruo solo puede salir de Tokio después de haber sido dañado  y el jugador que le causó daño ocupará su lugar.

Los  cubos de energía se pueden gastar para comprar tarjetas, el mazo de tarjetas habrá sido mezclado y 3 de ellas estarán disponibles para la compra, en el momento que se compra una de ellas se muestra otra tarjeta y se coloca para la compra. El jugador que tenga el turno puede además renovar las cartas para la compra gastando 2 puntos de energía. Cada tarjeta tiene un coste y muestra su efecto, que puede ser inmediato (que se descarta tras su uso) o permanente


Se trata de un juego de ritmo rápido donde algunos jugadores se entretendrán en intentar eliminarse entre sí, mientras otros acumulan estrellas y algún otro acumulará cubos de energía en busca de alguna carta que le ayude a ganar.

Componentes

Lo primero que se observa cuando se juega a King of Tokio son los seis monstruos grandes y bien detallados, hechos de cartón grueso de unos 8-10 cms. de altura. Cada jugador recibe, además, una tarjeta a juego, con unas ruedas que permite ajustar las estrellas y vida que tiene en cada momento.

Los dados son de gran tamaño, de color verde y con símbolos impresos en negro. La energía está representada por pequeños cubos verdes translúcidos que realmente encajan bien con el tema del juego. El mazo de cartas de poderes (¡66 en total!) sigue también la imagen de los monstruos. Todo el juego sigue un diseño anime lo que lo hace aún más atractivo. Finalmente el juego también contiene unos marcadores en cartón necesarios para alguna de las cartas de poderes.

El tablero es pequeño, de 20 x 20 cms. que representa la ciudad de Tokio. Aunque a efectos del juego éste no es estrictamente necesario, sirve para indicar que monstruos se encuentran en la ciudad.

El libro de reglas son básicamente 2 páginas de reglas y una página de información especial. El juego se puede aprender en 5 minutos y aún menos tiempo para enseñarlo a nuevos jugadores.

¿Quién va a disfrutar de este juego?

Juego Familiar: El juego es muy sencillo y fácil de aprender. Tirar dados es divertido, incluso para aquellos que no tienen por objetivo optimizar todo lo que hacen. Un problema potencial es la posible eliminación de un jugador, aunque por norma general la partida no suele ser muy larga, ya sabemos que al tratar con niños no siempre se van a tomar bien la eliminación.

 Juego Social: Este es un juego muy social. El juego permite la interacción entre jugadores, conversar sobre lo que se hará en el turno, como evitar que otro gane… etc.

 Juego Estratégico: Si bien no se trata de juego con un gran nivel de estrategia, este juego sí es muy útil para usar entre partidas, o cuando se espera para jugar a un juego más estratégico.

 Juego Casual: Fácil de aprender, fácil de enseñar, divertido de jugar. King of Tokio casi podría ser la definición de un juego para un jugador Casual..

Consideraciones finales

King of Tokio es un juego perfecto. Es fácil de aprender, fácil de enseñar, y aporta una gran dosis de diversión. Se puede jugar con jugadores esporádicos, o como un descanso entre juegos más pesados. No es mentalmente agotador,  y sin embargo mantiene la gente interesada, incluso en turnos de otros jugadores. Las partidas suelen durar alrededor de 30 minutos, lo que hace que el juego sea ameno.

En definitiva se trata de un juego indispensable para cualquier colección